4 de marzo de 2010

El Poder de la Gratitud

¿Tiene poder la gratitud? Sí.

¿Cómo se siente uno si hace un favor a alguien y no lo agradece?

¿Cómo se siente uno si hace un favor a alguien y sí lo agradece?

Es interesante leer estas palabras:

Biblia Al Día, Lucas 6:35:
Vosotros, por el contrario, amad a vuestros enemigos, hacedles bien y dadles prestado sin esperar nada a cambio. Así tendréis una gran recompensa y seréis hijos del Altísimo, porque él es bondadoso con los ingratos y malvados.

El mismo Jesús decía, antes de resucitar a Lázaro:

Juan 11:41-42

Entonces Jesús alzó los ojos hacia el cielo y dijo: “Padre, te doy gracias porque me has oído. 42 Cierto, yo sabía que siempre me oyes; pero a causa de la muchedumbre que está de pie en derredor hablé, a fin de que crean que tú me has enviado”.

Sí, Dios muestra bondad a todas las personas, pues hace llover y salir el sol sobre TODAS las personas, sean agradecidas o no.
Pero no queremos ser ingratos. Queremos practicar la gratitud en nuestras vidas con todas las personas, en esecial, con Jehová. Son innumerables los beneficios que recibimos de Él.

Es fácil de entender que el alma que está siempre agradecida vive en un contacto más cercano con Dios que aquella persona que nunca lo busca para agradecerle.

Santiago 1:17
Toda dádiva buena y todo don perfecto es de arriba, porque desciende del Padre de las luces [celestes], y con él no hay la variación del giro de la sombra.

La gratitud lleva a la mente entera a una armonía con Jehová Dios.

"Acérquense a Dios, y Él se acercará a ustedes". ¿Cómo estar cerca de Dios? Acercándose a Él con gratitud.

Bueno, quizás diga: no tengo razones para tener gratitud hacia Dios. Tengo tantos problemas, tantas circunstancias duras que afrontar, que no tengo razones para agradecer a Dios.

Esa es una actitud negativa, nada espiritual, y alejada de Dios. Jamás con esa actitud saldrá una persona adelante.

El poder de la gratitud consiste en que permite tener una actitud espiritual que nos ayuda a estar unidos a nuestro Padre y Creador.

Es imposible, que no tengamos ni una razón para sentir gratitud hacia Jehová.

También la fe está unida a la gratitud. La mente agradecida espera continuamente cosas buenas, y la expectativa se transforma en fe. La gratitud sobre la propia mente produce la fe; y cada oleada de agradecimiento que provoca, aumenta la fe. La gratitud es parte de una fe viva.

Es necesario, entonces, cultivar el hábito de estar agradecido por cada cosa buena que; y dar las gracias continuamente.

He aquí algunas razones que ofrece la Biblia para ser agradecidos:

Salmo 75:1

Te damos gracias, oh Dios; te damos gracias, y cercano está tu nombre. Los hombres tienen que declarar tus maravillosas obras.

Las maravillosas obras de Dios, de las que nos beneficiamos.

Lucas 17:16-18
Y cayó sobre su rostro a los pies [de Jesús], y le dio gracias; además, era samaritano. 17 En respuesta Jesús dijo: “Los diez fueron limpiados, ¿no es verdad? Entonces, ¿dónde están los otros nueve? 18 ¿No se halló ninguno que volviera atrás a dar gloria a Dios, sino este hombre de otra nación?”.

Fueron curados 10 de lepra. Pero sólo uno se devolvió a darle las gracias a Jesús.

¿Agradecemos la vida que tenemos, la salud, el tener lo que sea que tengamos materialmente?

¿El hecho de tener la oportunidad de leer información como esta que nos estimula a ser agradecidos?

¿Somos agradecidos con nuestra familia? ¿O damos por sentado que otros están obligados a abrirnos la puerta del carro, a servirnos un vaso con agua, o a prestarnos un servicio?

Dar gracias siempre, y tener una actitud de gratitud es un reto en estos tiempos.

Para ayudarnos a ser agradecidos, reflexionemos en estas palabras:

2 Corintios 9:12
Porque el ministerio de este servicio público no solo es satisfacer abundantemente las necesidades de los santos, sino también ser ricos con muchas expresiones de gracias a Dios.

Filipenses 4:6-7
No se inquieten por cosa alguna, sino que en todo, por oración y ruego junto con acción de gracias, dense a conocer sus peticiones a Dios; 7 y la paz de Dios que supera a todo pensamiento guardará sus corazones y sus facultades mentales mediante Cristo Jesús.

Revelación 4:9-11
Y siempre que las criaturas vivientes ofrecen gloria y honra y acción de gracias al que está sentado sobre el trono, al que vive para siempre jamás, 10 los veinticuatro ancianos caen delante del que está sentado sobre el trono y adoran al que vive para siempre jamás, y echan sus coronas delante del trono, y dicen: 11 “Digno eres tú, Jehová, nuestro Dios mismo, de recibir la gloria y la honra y el poder, porque tú creaste todas las cosas, y a causa de tu voluntad existieron y fueron creadas”.

Revelación 11:16-18
Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados sobre sus tronos delante de Dios cayeron sobre sus rostros y adoraron a Dios, 17 y dijeron: “Te damos gracias, Jehová Dios, el Todopoderoso, Aquel que eres y que eras, porque has tomado tu gran poder y has empezado a reinar. 18 Pero las naciones se airaron, y vino tu propia ira, y el tiempo señalado para que los muertos sean juzgados, y para dar [su] galardón a tus esclavos los profetas y a los santos y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y para causar la ruina de los que están arruinando la tierra”.