3 de marzo de 2010

¿Qué es la Verdad?

Eso le preguntó Pilato a Jesucristo.

Por cierto, nadie mejor que Jesucristo para responder la pregunta de qué es la verdad.

Jesús dijo que Él era la Verdad (Juan 14:6).

Leamos directamente el relato bíblico:

Juan 18:37-38

Por lo tanto le dijo Pilato: “Bueno, pues, ¿eres tú rey?”. Jesús contestó: “Tú mismo dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio acerca de la verdad. Todo el que está de parte de la verdad escucha mi voz”. 38 Le dijo Pilato: “¿Qué es la verdad?

http://www.jesuscautivoyrescatado.com/noticias/proyecto/2.jpg

Uno esperaría que la Biblia registra una respuesta de Jesucristo ante esa pregunta, siendo Jesús alguien acostumbrado a enseñar y aclarar cuestiones. Leamos qué registró Juan por inspiración en el relato que sigue:

Juan 18:38-40

Y después de decir esto, de nuevo salió a los judíos y les dijo: “Yo no hallo en él ninguna falta. 39 Además, ustedes tienen por costumbre que les ponga en libertad a un hombre en la pascua. ¿Desean, pues, que les ponga en libertad al rey de los judíos?”. 40 Entonces ellos gritaron de nuevo, y dijeron: “¡No a este hombre, sino a Barrabás!”. Y Barrabás era salteador.

¿Qué hizo Pilato? Nada. Seguir con el juicio a Jesús. Estaba muy ocupado en ese momento, como para molestarse a escuchar si existe la verdad.

Por cierto, tanto interés tenía él en el asunto, que realizó un gesto que ha sido considerado como de librarse de responsabilidad por algún hecho: lavarse las manos, proclamando su inocencia por la muerte de Cristo.

Mateo 27:24

Viendo que no lograba nada, sino, más bien, que se levantaba un alboroto, Pilato cogió agua y se lavó las manos delante de la muchedumbre, y dijo: “Soy inocente de la sangre de este [hombre]. Ustedes mismos tienen que atender a ello”. 25 Ante eso, todo el pueblo dijo en respuesta: “Venga su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos”. 26 Entonces él les puso en libertad a Barrabás, pero hizo dar latigazos a Jesús y lo entregó para que fuera fijado en el madero.

Así que podemos tener claro que la frase de Pilato de "¿Qué es la Verdad?", no era una pregunta sincera. Fue más bien, una frase irónica. Llena de cinismo. Su pregunta fue retórica, lo que él realmente le dijo a Jesucristo fue:

"Tú dices dar testimonio de la verdad, y que para eso viniste, a hablar de la verdad. ¿Cuál verdad? ¿Existe eso?"

Hoy en día vale la pena preguntarse sinceramente: ¿Qué es la Verdad?.

Porque es importante saber si existe la Verdad Absoluta, y dónde está.

Si recordamos a las personas de la antigüedad, ellas vivieron creyendo que la Tierra era plana, y tenían creencias diversas basadas en mitos, o cuentos.

A nosotros hoy en día hasta nos parece gracioso que la gente creyera en la antigüedad que poner en las heridas materia fecal las curaría.

Nadie quiere vivir y construir su vida sobre la base de falsedades.

Pero, ¿es posible saber si existe la Verdad Absoluta?

Por ejemplo, personas que han estudiado filosofía han concluido que no se puede saber la verdad absoluta. La filosofía es “la ciencia que trata de la esencia, propiedades, causas y efectos de las cosas naturales”. En la obra Filosofins Historia (Historia de la filosofía), el escritor sueco Alf Ahlberg explicó: “Muchas preguntas filosóficas son de tal naturaleza que resulta imposible darles una respuesta definida. [...] Muchos comparten la opinión de que todos los problemas metafísicos [relativos a los principios primeros de las cosas] pertenecen a este [...] grupo”.

Quienes creen que la filosofía tiene las respuestas a las interrogantes fundamentales de la vida, incluyendo la Verdad Absoluta, a menudo terminan frustradas y afligidas.

Por su propio esfuerzo, el hombre no ha conseguido, ni conseguirá jamás, conocer la Verdad Absoluta sobre la vida. Por consiguiente, tenemos una razón válida para pensar que se necesita alguna forma de revelación divina.

La naturaleza suministra cierta revelación, nos muestra ciertas Verdades Absolutas. Por ejemplo es una Verdad Absoluta que hay seres vivos que viven en el agua, mañana no sucederá que un tiburón viva en el desierto. Eso no ha sucedido ni sucederá. La naturaleza muestra un orden que se ha mantenido y se mantendrá. “Las cualidades invisibles de [Dios] se ven claramente desde la creación del mundo en adelante, porque se perciben por las cosas hechas”. (Romanos 1:20.)

Está claro que se precisa la revelación divina para conocer la Verdad Absoluta.

La Biblia dice ser dicha revelación. Los escritores de la Biblia dejan claro que sus escritos no eran originarios de ellos. Los profetas de la Biblia emplearon más de trescientas veces expresiones del tipo de “esto es lo que ha dicho Jehová”. (Isaías 37:33; Jeremías 2:2; Nahúm 1:12.)

Esto nos lleva a la cuestión fundamental de que si es posible conocer si existe la Verdad Absoluta, y dónde la podemos hallar.

http://www2.isye.gatech.edu/~eozkaya/banu/writing%20Bible%20scroll%201.jpg

En la Biblia, por ser la Revelación Divina de Jehová inspirada por su espíritu santo.

Jesús mismo lo confirmó cuando dijo: “Tu palabra es la verdad” (Juan 17:17).


Podemos saber que en las páginas de la Biblia tenemos la Verdad Absoluta, revelada por Jehová Dios, a través de su espíritu santo, que inspiró a cerca de 40 personas que pusieron por escrito las ideas, pensamientos, conocimientos que Dios nos ha dado a conocer.
(Si desea más información sobre la Inspiración Divina, vea el tema Qué es la Inspiración Divina de la Biblia, http://neoatierra.blogspot.com/2010/02/se-dice-que-la-inspiracion-es-una.html)

“conocerán la verdad, y la verdad los libertará”
Juan 8:32

Si no existiera la Verdad Absoluta, no tendrían sentido las palabras de Jesucristo de conocer la Verdad que libera.

¿Y por qué afirmó uno de los apóstoles que la voluntad de Dios es que “hombres de toda clase se salven y lleguen a un conocimiento exacto de la verdad”?

¿Por qué aparece la palabra “verdad” centenares de veces en las Escrituras Griegas Cristianas en conexión con la fe?

Lo cierto es que Jesús no solo indicó que la Verdad Absoluta es alcanzable, sino también que conocerla es un requisito para que Dios apruebe nuestra adoración. Cuando la mujer samaritana, una mujer con actitud diametralmente distinta a la del Pilato escéptico y cínico, preguntó cuál era la forma correcta de adorar a Dios —si la que rendían los judíos en Jerusalén o la de los samaritanos en el monte Guerizim—, Jesús no dijo que esa Verdad Absoluta sobre adorar a Jehová era inalcanzable. Antes bien, dijo: “Los verdaderos adoradores adorarán al Padre con espíritu y con verdad, porque, en realidad, el Padre busca a los de esa clase para que lo adoren. Dios es un Espíritu, y los que lo adoran tienen que adorarlo con espíritu y con verdad”. (Juan 4:23, 24.)

Muchas personas afirman que ‘se puede interpretar la Biblia de diversas maneras, por lo que no puede saberse con seguridad cuál es la verdad’. Pues bien, ¿está escrita la Biblia de forma tan imprecisa que no podamos estar seguros de lo que quiere decir? Es cierto que algunas porciones proféticas y simbólicas son difíciles de comprender. Por ejemplo, Dios dijo al profeta Daniel que su libro, escrito en gran parte en lenguaje profético, no se entendería completamente sino hasta “el tiempo del fin”. (Daniel 12:9.) La Biblia también contiene algunas parábolas y símbolos que requieren interpretación.

Es evidente que la Verdad Absoluta para adorar a Dios con verdad se expone en la Biblia.


Por ejemplo, examinemos una valiosa Verdad Absoluta que revela la Biblia:


“Jehová está cerca de todos los que lo invocan, de todos los que lo invocan en apego a la verdad. Ejecutará el deseo de los que le temen, y oirá su clamor por ayuda, y los salvará. Jehová está guardando a todos los que lo aman, pero a todos los inicuos los aniquilará”
(Salmo 145:18-20)



Este salmo muestra que Jehová está cerca de los que lo invocan, en apego a la Verdad. Jehová se quedará a nuestro lado si nosotros permanecemos cerca de él. Dirigido por “el espíritu de Dios”, el profeta Azarías dijo: “Jehová está con ustedes mientras ustedes resulten estar con él; y si lo buscan, se dejará hallar de ustedes; pero si lo dejan, él los dejará a ustedes” (2 Crónicas 15:1, 2).

En las Santas Escrituras existe no sólo la declaración de que Jehová está cerca de quienes lo aman y buscan, sino que además nos ofrece una serie de relatos bíblicos que nos muestran la veracidad del hecho de que Jehová libra de las dificultades, pero hay que buscarlo.
La Verdad Absoluta que está en la Biblia no es Teoría abstracta y sin aplicación práctica.

¿Por qué es tan importante estar convencido de saber que la Verdad Absoluta existe y se encuntra en la Biblia? Sencillamente porque la diferencia entre tener una vida mejor o no tenerla jamás comienza con saber y tener claro que sí existe la Verdad Absoluta sobre las cosas más importantes que afectan nuestro presente y futuro.

Uno no puede vivir en paz y bienestar creyendo que el mundo se va a acabar en el 2012 o si hay esperanza real ofrecida por Jehová Dios de vivir en un mundo mejor. Tampoco se puede vivir en paz y bienestar pensando y creyendo que Dios no responde las oraciones, o si vale la pena o no tener fe.


Si la Biblia indica, por ejemplo, que Jehová sabe librar de la prueba a personas de devoción piadosa, y lo vemos evidenciado vez tras vez en la Biblia, es porque es cierto. Es Verdad Absoluta.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...