20 de junio de 2010

Ustedes son la Sal de la Tierra

Ser. ¿Qué significa ser algo o alguien? Tan carentes nos sentimos a veces de identidad, que no sabemos expresar con precisión quiénes somos, más allá de decir que somos un hombre o una mujer, o alguien de X edad, o de cierta profesión.

Pero no podemos negar que mirando a nuestro alrededor vemos a hombres y mujeres distintos. Son diferentes a la media poblacional.

¿Quienes son realmente? ¿Por qué ciertos humanos tienen un impulso excepcional que les lleva a ser una luz espiritual o de socorro para otros? No importa que estén separados por grandes distancias, sin tener contacto alguno entre sí, o que no se hayan puesto de acuerdo para orquestar una sincronía de despertar, o al menos intentar el mover las consciencias de otros y otras hacia estar atentos, vigilantes a lo que sucede aquí y ahora. Cada una de estas personas beneficia a su comunidad de distintas maneras, pero están alejadas por centenas de kilómetros. Claro estas "lámparas" no se colocan todas juntas. La Internet ha provocado que algunos se conozcan, o se reconozcan sin saberlo.

El cuerpo de reserva del destino consiste en hombres y mujeres vivientes que han sido admitidos al servicio especial de la administración superhumana de los asuntos del mundo. Habrá una administración al límite cabal de los tiempos. Ciertamente la cronología real, la que opera Dios en sus tiempos y sazones ha encendido alertas. Hay quienes buscan, escudriñan, inquieren, no se acuestan a dormir sin saber antes que hay algo que quieren saber, o deben hacer. Este cuerpo o grupo de personas está constituido de hombres y mujeres, y esta generación es privilegiada, porque hay personas que son elegidos y elegidas por el gran Ajustador del Pensamiento, que, cual Gran Director del Espíritu del Reino, agita y mueve a estas personas para asistir en la conducta hacia el ministerio de misericordia y sabiduría a los hijos e hijas de este tiempo, trascendental, que no se repetirá.
La mayoría no sabe que es parte de un circuito mundial de ayuda espiritual a la humanidad y por ende su entrenamiento es a nivel subconsciente. En pocas palabras: hay pocos que están siendo entrenados para decir a otros: "este es el camino", es el camino que siempre el Maestro señaló y ahora tenemos la gran oportunidad de entenderlo, estructurarlo internamente y seguirlo.

¿Qué hace que Dios elija a algunos para rescatar a la Humanidad de sí misma, de su propia falta de identidad y lejanía de Dios?

  • Su capacidad especial para ser preparados secretamente para numerosas posibles misiones de urgencia planetaria en la conducta de varias actividades en los asuntos del mundo.
  • La dedicación incondicional a alguna causa especial social, económica, política, espiritual u otra, acoplada con el deseo de servir sin reconocimientos ni recompensas humanos.
  • La posesión de un Ajustador del Pensamiento de extraordinaria versatilidad y experiencia para enfrentarse con dificultades planetarias y luchar con inminentes situaciones de urgencia mundial.
El trabajo silencioso, no entendido, a veces lapidado por los defensores del mismo sistema operante que es regido por la Oscuridad, pero que es dirigido no por ellos y ellas, es vital en los días venideros, y es importante que empiecen a concebir, a tener la consciencia de que trabajan juntos en el mismo equipo, hablen o no el mismo lenguaje o compartan o no el mismo entendimiento e ideas sobre las jerarquías espirituales.

Dios hace que todas sus obras cooperen juntas para el bien de los que aman a Dios. Hay propósito. Hay voluntad divina. Hay un orden. No lo vemos o entendemos, pero ciertamente existe. Ésto tiene que ver con una preparación que pretende ayudar en la salvación de un gran número de personas. No tiene que ver con trabajar en un grupo religioso uniforme. Tiene que ver con cualidades y características especiales que hacen que éstas personas sean claves en sus grupos, iglesias, trabajos, etc. Lo especial es que ni ellos mismos son conscientes de la trascendencia de su misión en la vida, pero son quienes "empujan" el carro del progreso espiritual, social y humano que tiende a mejorar y lograr un avance en la espiritualidad de la humanidad. Y ésto ha ocurrido desde tiempos ancestrales. Y con mayor razón, ahora.

¿Cómo los reconocemos? Solo por sus frutos espirituales. Frutos de amor, humildad y abnegación incondicional a las causas más nobles, independientes del credo que profesen. El Padre los llamará en el momento oportuno. Son ovejas de Dios que brillan por sí mismas y que en el debido tiempo serán reunidas en el redil. El verdadero un solo redil. Ellos "son la sal de la Tierra" (Mateo 5:13), los " preservantes" de la luz y la bondad en un mundo de oscuridad.

Basado en:
http://pluralidadmundos.blogspot.com/2010/04/la-sal-de-la-tierra.html
Categories:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...