España: economía en cifras rojas