Our social:

sábado, abril 08, 2017

La Cena del Señor: Lecciones espirituales

La Cena del Señor: Lecciones espirituales


Jesucristo con sus apóstoles (1)
Siempre al acercarse la época que conocemos como “Semana Santa”, o “Semana Mayor”, y conmemorarse los eventos relacionados con la última semana de vida de Jesús en la Tierra, se hacen preparativos para estar a tono con la temporada. No importa dónde vivamos o qué religión tengamos, se sabe que es una época diferente, en la que el protagonista es: Jesucristo.


Más allá del conocimiento que tengamos sobre los acontecimientos que tuvieron lugar en la vida de Jesús durante esa semana final, hay lecciones espirituales que podemos extraer. Como si excaváramos en una mina llena de tesoros ocultos, podemos hallar lecciones valiosas si miramos con otros ojos los relatos de los evangelios sobre la Cena del Señor.


Jesús estaba en Jerusalén, con sus 12 apóstoles, reunido para celebrar la Pascua. Era judío, y estaba acostumbrado a seguir la Ley que mandaba a observar la Pascua. Por cierto, la Pascua era una cena, una comida especial. La primera Pascua se celebró en Egipto, en su última noche de esclavitud de Israel. Era 14 de Abib, tiempo de luna llena, lo que en nuestro calendario corresponde a los meses de marzo y abril, y que coincide con los tiempos de la Pésaj judía y la Semana Santa en nuestros tiempos.


Jesucristo (2)
La celebración es ‘el sacrificio de la pascua a YHWH, que pasó por alto las casas de los hijos de Israel en Egipto cuando plagó a los egipcios, pero libró nuestras casas’ (Éxodo 12:26, 27). Por eso, Jesús había hecho los preparativos para estar en Jerusalén con sus apóstoles, en un lugar que fue reservado para tal fin. En la cena pascual, estaban todos sentados, recostados sobre su lado izquierdo, con la cabeza descansando sobre su mano izquierda. Había vino, eran 4 copas las que se tomaban. Pan ácimo o matzá, hierbas amargas y cordero. ¿Cómo nos narraría hoy un judío su celebración pascual? Hay que tener en cuenta que, se trata de la tarde más solemne del año. Se recordaba entonces la historia de la liberación.


Cuando pensamos en lo que significa el recordar los eventos que tuvieron lugar en la última semana de vida de Jesús, queda claro que se tiene una visión que mezcla el conocimiento que tenemos de lo que narran los Evangelios y la tradición. Y la tradición y las costumbres parecen tener mayor importancia, que el significado espiritual de la Cena del Señor debe transmitirnos.


Jesús durante la Última Cena (2)
Recordar en esencia a Jesús, es recordar su sacrificio. No es la muerte de Jesús una cualquiera. El Maestro quiso que le diéramos sentido a nuestras vidas por medio de su sacrificio. Y ese sentido nos lo recuerda la celebración sencilla que Jesús instituyó, representada en el pan ácimo y el vino.


Si pensamos en la complejidad de la Pascua o Pésaj, comparada con la sencillez del pan y el vino de Jesús y Su cena, pensamos en Melquisedek. Fue este sacerdote del Dios Altísimo quien ofreció a Abrahán pan y vino, y le bendijo. También, hay bendición en el pan y el vino de la Cena de Jesús.

El pan sin levadura nos recuerda el carácter de pureza de Jesús, sin impurezas físicas, mentales, emocionales y espirituales. Jesús, Hijo de Dios, no tenía las falencias que sí tenemos los seres humanos en general. Por ello, puede sentir misericordia, y condolerse de nosotros. Podemos recordar su invitación de ir a Él si estamos cargados, cansados y agobiados, y hallar verdadero refrigerio para el alma (Mateo 11:28, 29).

Jesús enseña a sus discípulos (2)
El vino, que es símbolo de su sangre, nos hace reflexionar en el Dios de Pactos, YHWH, que establece Pactos para hacer que Su voluntad se realice. También, la sangre de Cristo tiene el poder de generar que emerja de nuestro interior ese Cristo interno, esa búsqueda de que dentre de cada uno, surge Cristo, Hijo de Dios, actuando y operando.




En esta temporada en la que se recuerdan los diversos sucesos de la última semana de vida de Jesucristo, permitámonos el espacio espiritual que nos conecte con el Señor Jesús, y Su luz que ilumine nuestra vida.




1. Imágenes tomadas de: 
http://wol.jw.org/en/wol/d/r1/lp-e/1102014716

2. Imágenes tomadas de: 
https://www.lds.org/bible-videos/videos/the-last-supper?lang=eng