Our social:

miércoles, marzo 09, 2011

Tornados, tormentas e intensas lluvias azotan costa este de EE. UU.

Una banda de tormentas intensas se traslada a la costa este de EE. UU., con lluvias torrenciales, relámpagos, vientos fuertes y tornados.

La tormenta generó al menos dos tornados en Mississippi, según se confirmó la madrugada del miércoles, y los relámpagos de la tormenta se cree que causaron un incendio en el Condado de Yazoo, que mató a una mujer de 69 años de edad, e hirió a su marido, según lo reseñó la cadena WAPT, afiliada a la CNN.

Los daños en las ciudades de Terry y Utica, fueron causados por los tornados que azotaron esas zonas con menos de 30 minutos de diferencia, la mañana del miércoles, según una encuesta del Servicio Nacional de Meteorología según lo informó la cadena WAPT. El tornado en Terry fue calificado como un EF-2 en la Escala de Fujita, con vientos de 115 kilómetros por hora. Se arrancó árboles y dañó varias viviendas.

Theodore, Alabama, recibió la peor parte de las condiciones meteorológicas que azotaron este miércoles, cuando un tornado causó grandes daños a varios negocios en el barrio de Mobile. Cuatro personas recibieron heridas leves.

Se trató de "30 segundos de puro infierno," dijo un hombre que fue testigo de la escena, al ver cómo la tormenta arrancó una gasolinera BP. Un transeúnte dijo que vio una nube embudo en formación y fue en busca de refugio. Un restaurante de pollo frito y una tienda de comestibles fueron los siguientes en ser golpeados.

El miércoles por la tarde, el gobernador de Alabama, Robert Bentley, declaró el estado de emergencia en respuesta al daño de las tormentas, y autorizó a la FEMA (Agencia del gobierno estadounidense que se encarga de manejar los desastres naturales) para ayudar a las comunidades, hacer las evaluaciones adecuadas de los daños y solicitar asistencia estatal y federal para las zonas afectadas, de acuerdo a un comunicado de prensa de la oficina del gobernador.

En Mississippi, los informes preliminares indican daños en 19 condados, incluidos muchos caminos afectados por las inundaciones y los escombros, casas dañadas por los fuertes vientos y los árboles caídos.

Gran parte de la región ya se había saturado por las lluvias del fin de semana, dejando grandes árboles vulnerables a los vientos que en ocasiones soplaban en el rango de fuerza de tormenta tropical.

En el suroeste de Atlanta, también se sintieron efectos de fuertes vientos. Una tormenta arrancó los tejados de dos edificios en el Anchorage, un centro de rehabilitación de adicciones en el suroeste de Georgia, y dejó daños por agua en varios edificios.

Un iReportero CNN en Pensacola Naval Air Station, en el Panhandle de la Florida, dijo que "una tonalidad verde hacia el cielo" precedió a una sirena de alerta de tornado y una lluvia torrencial con rayos y truenos, pero no vio un tornado.

El estado de Louisiana, sufrió el impacto de crecidas de los ríos, y calles inundadas por las fuertes lluvias que se iniciaron al término del carnaval.