Our social:

miércoles, marzo 09, 2011

11 Muertos dejan choques entre cristianos y musulmanes en El Cairo

Diez personas murieron y 110 resultaron heridas el martes en enfrentamientos entre cristianos coptos y musulmanes en un barrio pobre de El Cairo, en momentos en que las autoridades militares egipcias tratan de conducir la transición tras la revolución que derrocó al presidente Hosni Mubarak.



El ministerio de la Salud, que brindó estos datos, no aclaró la religión de las víctimas de los enfrentamientos en el barrio de Moqattam, donde la situación seguía tensa este miércoles. 


Anteriormente, un sacerdote de Moqattam, había anunciado la muerte de seis cristianos coptos en este barrio en la noche del martes durante enfrentamientos con musulmanes, agregando que los choques habían dejado por lo menos 45 heridos. 


“Todos murieron baleados”, declaró el sacerdote Samaane Ibrahim. “Los heridos también lo fueron por bala”, agregó. Los manifestantes fueron atacados por “gamberros y salafistas” armados, que también dispararon contra las viviendas y los talleres de los cristianos, según el sacerdote. Para él, se lanzaron cócteles Molotov contra viviendas y los atacantes incendiaron depósitos y talleres. Otro sacerdote, Butros Rushdi, afirmó que había visto siete muertos coptos y un musulmán, cuando intentaba defender a sus vecinos cristianos. 


Los enfrentamientos tuvieron lugar cuando los cristianos, muy numerosos en ese barrio pobre poblado por basureros del este de El Cairo, manifestaron para protestar contra el incendio de una iglesia en el sur de la capital egipcia. Los dos bandos se enfrentaron a pedradas, indicó un responsable de los servicios de seguridad. Presente en el lugar, el ejército disparó al aire para dispersar a la gente, según los testigos. Los coptos (cristianos de Egipto) protestaban por la violencia de la que fue víctima su comunidad el sábado y que acabó con el incendio que destruyó gran parte de la iglesia Al Chahidaine, situada en Soul (sur de El Cairo). Más de un millar de cristianos se congregaron el martes en el centro de la capital, mientras otros bloquearon una carretera urbana para protestar contra esta violencia confesional. 


“Esperábamos que el ejército nos defendiese, pero ahora sabemos que está contra nosotros, como la policía”, dijo Saleh Ibrahim, un carpintero del barrio. Los coptos, o cristianos de Egipto, representan del 6 a 10% de la población del país, y se dicen víctimas de discriminación y acoso. 


En la noche de fin de año, un atentado frente a una iglesia de Alejandría causó la muerte de 23 personas. Estas nueva agudización de la tensión tiene lugar en momentos en que el país se encuentra en una etapa de transición, tras el derrocamiento del ex presidente Hosni Mubarak, tras gobernar Egipto durante tres décadas con mano férrea. Las fuerzas armadas dirigen el país y el gobierno tiene a su cargo los asuntos corrientes. Los militares prometieron entregar el poder a un gobierno civil elegido democráticamente dentro de unos meses.