Our social:

domingo, agosto 17, 2014

¿Apoya Dios a Israel en este tiempo?


Dependiendo de la postura religiosa o creencia que uno tenga, la respuesta puede ser sí o no. Es innegable la influencia que tiene la historia de Israel en las Sagradas Escrituras. Israel es el "pueblo elegido", la nación que Dios escogió, la descendencia de Abrahán, multiplicada como las estrellas de los cielos (Génesis 22:17; Deuteronomio 1:10).

Pero hay que reconocer que el apoyo de Dios a Israel siempre estuvo condicionado. La condición era la obediencia a la voz de Jehová. Si obedecían a Dios, y hacían lo que Él les mandara, serían ese pueblo protegido, favorecido por Jehová. Fue así como la nación salió de Egipto, venciendo la esclavitud, liberada, acontecimiento que se celebra con la Pésaj o Pascua (Éxodo 12:11).

Luego, sabemos, vino a la escena humana el judío más trascendental de todos los tiempos: Jesús de Nazaret, el Mesías o Cristo. Y con Él, se abrió la posibilidad de que no sólo judíos, sino personas de toda raza, tribu, pueblo, lengua, y nación, fueran aceptos a Dios, favorecidos como hijos e hijas de Dios (Juan 1:12, 13).

Y ese es precisamente uno de los atractivos del mensaje de Jesús, que nos muestra que existe un Padre, que nos ama a tod@s, no importa si nacimos judíos, blancos o negros. No hay condicionamientos para recibir el amor y el favor del Padre, sólo acercarnos a Dios mediante Jesús, quien es el "Camino, la Verdad y la Vida" (Juan 14:6)..

Para responder a la pregunta sobre si Dios apoya a Israel en este tiempo, hay un sinnúmero de argumentos que dirán que sí lo apoya, y otros que señalarán que no lo hace. 


El punto importante para responder esta pregunta también nos señala a la necesidad de entender que en este tiempo, podemos entender que no podemos encajonar al Padre Universal en un molde, de acuerdo a nuestros criterios. El molde religioso tradicional nos muestra a un Dios que opera sólo para ellos. No obstante, YHWH, Jehová, El Padre Universal, el Todopoderoso, es el Dios de toda la creación, Origen Primigenio, Fuente y Centro de Todo cuanto existe. 

Sería absurdo pensar que el Supremo Ser, que tanto ama a la Humanidad, que hace salir el Sol y llover para tod@s, rechazaría recibir amor de parte de cualquier persona que le busque con sinceridad.