Our social:

viernes, febrero 26, 2010

Autodominio Emocional


Ahora bien, ten en cuenta que en los últimos días vendrán tiempos difíciles,
porque los hombres serán... sin autodominio

2Timoteo 3:1, 3 (Biblia al Día; TNM)


¿Qué siente uno al ver las noticias del día?
Generalmente son noticias de atentados terroristas, informes de cómo marcha la economía, el aumento del delito, entre otras tantas.

Y nos toca lidiar día a día con personas malhumoradas, de mal carácter, que reaccionan con estallidos de cólera, malhabladas, en resumen, personas con actitudes negativas.

Y a eso debemos sumarle el tener que lidiar con nuestros seres queridos y amigos, que pueden ser personas llenas de conflictos, actitudes negativas, o que estén pasando por un mal momento en sus vidas.

¿Cómo se siente uno si un amigo o amiga le cuenta que va a ser despedido/despedida del trabajo? Se activa internamente un mecanismo de empatía por la circunstancia de ese amigo o amiga. Es normal.

Las personas que deben trabajar con público, son el vivo ejemplo de lo que se está planteando. Asumen dos posturas: o se dejan controlar por las diversas actitudes del público, o se vuelven insensibles 110%.

¿Nos ha sucedido que necesitamos tramitar algún documento, o comprar algo y la persona que nos atiende, nos trata con desdén e indiferencia? Es porque esa persona se creó una caparazón emocional, bloqueando totalmente el sentimiento de empatía por otros.

No sorprende que médicos, bomberos, personal del campo de la salud en general asuma una de las dos actitudes mencionadas arriba. Hablan de los pacientes como "el número tal" o "la historia aquella". Es su forma de relacionarse emocionalmente con su trabajo, sin afectarse por él.

¿Cuál es la actitud más conveniente? ¿Volverse apático e indiferente o dejarse afectar al 110% por todo lo malo que le pasa a los demás?

Notemos esta ilustración:

¿Termómetro o Termostato?

<span class=termometro-y-termostato


Todo camino del hombre es recto en su propia opinión;
Pero Jehová pesa los corazones.

Proverbios 21:2

¿Qué diferencia hay entre un termómetro y un termostato?

El termómetro sirve para medir la temperatura de un lugar.

El termostato mide la temperatura de un lugar y regula la temperatura para que sea agradable y soportable. Este no sólo toma la temperatura del ambiente, sino que según se le programe y se le conecte a un sistema de calefacción o refrigeración, es capaz de mantener el ambiente a la temperatura deseada conectando o desconectando el aparato al que se le asigne sin necesidad de que intervengamos. El termostato es activo, detecta lo que ocurre y seguidamente introduce cambios para arreglar el problema. Un termostato bien programado puede realizar tareas muy útiles y prácticas.

¿Qué ser entonces?

¿Termostatos o termómetros?

La persona termómetro se va a los dos extremos: o es muy influenciable por las actitudes negativas de otros, o se vuelve insensible.

Como parte de una familia, matrimonio o sociedad, tenemos que tratar con problemas cada vez más complejos. No podemos decirle a nuestra pareja o hijos, o a un amigo: "no me cuentes tu problema que me va a poner triste o de mal humor".

Y si tenemos un trabajo o responsabilidad de trabajar con personas diversas, no podemos dejarnos afectar día a día por los vaivenes emocionales de los demás.

Por eso es importante aprender el arte del autodominio emocional.

La primera mención de esta cualidad en la Biblia hace referencia a una persona: Jehová Dios.

Isaías 42:14
“He estado callado por largo tiempo. Continué silencioso. Seguí ejerciendo autodominio.

Del autodominio habló Pablo ante Félix, Procurador de la provincia romana de Judea:

Hechos 24:24-25
Algunos días después llegó Félix con Drusila su esposa, que era judía, y envió a llamar a Pablo y lo escuchó acerca de la creencia en Cristo Jesús. 25 Mas al hablar él sobre la justicia y el autodominio y el juicio venidero, Félix se atemorizó y contestó: “Por ahora vete, pero cuando tenga un tiempo conveniente te enviaré a llamar otra vez”.

El autodominio es parte del fruto del espíritu de Dios:

Gálatas 5:22-24
Por otra parte, el fruto del espíritu es: amor, gozo, paz, gran paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 apacibilidad, autodominio. Contra tales cosas no hay ley. 24 Además, los que pertenecen a Cristo Jesús han fijado en un madero la carne junto con sus pasiones y deseos.

Y es una cualidad resultado de la fe, la virtud, y el conocimiento, y es la base, junto con las anteriores, del aguante, la devoción piadosa, el cariño fraternal y el amor.

2 Pedro 1:5-8 5
Sí; por esta misma razón, contribuyendo ustedes en respuesta todo esfuerzo solícito, suministren a su fe, virtud; a [su] virtud, conocimiento; 6 a [su] conocimiento, autodominio; a [su] autodominio, aguante; a [su] aguante, devoción piadosa; 7 a [su] devoción piadosa, cariño fraternal; a [su] cariño fraternal, amor. 8 Porque si estas cosas existen en ustedes y rebosan, impedirán que ustedes sean inactivos o infructíferos respecto al conocimiento exacto de nuestro Señor Jesucristo.



El autodominio emocional se aprende, primero pidiéndolo a Dios, y practicándolo.
Necesitamos usar la empatía con nuestros seres queridos. Hacer que la relación sea grata, placentera, y si están sufriendo por alguna causa, ser fuente de consuelo y alivio.

Es útil usar la empatía la sensibilidad, pero manejarnos internamente. No permitir que el dolor, la preocupación o actitudes negativas de otras personas nos haga insensibles o vulnerables.

Particularmente las personas con autoridad, deben usar la empatía. Martin Luther King Jr. expresó la falta de empatía de los blancos, hacia los negros. Quienes detentan poder asocian autoridad con distancia emocional absoluta con quienes están bajo su cargo, cosa que es de plano imposible.

Este es un asunto muy necesario de analizar y cultivar. Vendrán situaciones más difíciles que las que ya hemos visto, y es mejor estar preparados de antemano, que permitir que las situaciones complejas nos tomen sin estar preparados.

Proverbios 22:3
Sagaz es el que ha visto la calamidad y procede a ocultarse, pero los inexpertos han pasado adelante y tienen que sufrir la pena.