Our social:

viernes, febrero 26, 2010

Cerebro y Mente

Es "la estructura más compleja conocida" y "la más enrevesada del universo".



No es ni una computadora avanzada, ni un transbordador espacial.

Es nuestro cerebro humano.



Los automóviles, aviones y demás inventos están básicamente limitados por los mecanismos y sistemas eléctricos fijos que el hombre ha creado e instalado en ellos. El cerebro es, por otra parte, un sistema o mecanismo biológico flexible. Puede cambiar en función de cómo se le use (o no se use).

Dos factores principales influyen en cómo se desarrolla el cerebro a lo largo de la vida son: lo que permitimos que entre en él a través de los sentidos y aquello en lo que concentramos nuestro pensamiento.


Aunque los factores hereditarios tienen una incidencia en el comportamiento del cerebro, la investigación moderna muestra cada vez más que el comportamiento de nuestro no viene determinado por los genes en el momento de la concepción. “Nadie sospechaba que el cerebro fuera tan reformable como ahora la ciencia sabe que lo es”, escribe el premio Pulitzer Ronald Kotulak. Después de entrevistar a más de trescientos investigadores, llegó a la siguiente conclusión: “El cerebro no es un órgano estático; es una masa de conexiones celulares en constante cambio muy influida por la experiencia” (Inside the Brain [El interior del cerebro]).


Con toda la tecnología humana existente, el cerebro humano todavía tiene una capacidad 10 veces mayor que lo que está almacenado en los Archivos Nacionales de Estados Unidos, 500 veces mayor que un sistema de memoria de un ordenador avanzado y 10.000 veces mayor que lo que está registrado en la “Encyclopedia Britannica. ¿Increíble, cierto?

Fuente:

http://es.wikipedia.org/wiki/Cerebro

El cerebro en datos

  • Cada una de las cuales se encuentra interconectadas hasta con 10.000 conexiones sinápticas. Cada milímetro cúbico de córtex cerebral contiene aproximadamente 1.000 millones de sinapsis.
  • Su superficie (la llamada corteza cerebral), si estuviera extendida, cubriría una superficie de 1.800-2.300 centímetros cuadrados.
  • Se estima que en el interior de la corteza cerebral hay unos 22.000 millones de neuronas, aunque hay estudios que llegan a reducir esa cifra a los 10.000 millones y otros a ampliarla hasta los 100.000 millones.
  • De todo el peso de nuestro cuerpo, el cerebro solo representa entre el 0,8% y 2% (aproximadamente entre 1.300-1.600 gramos).
  • El consumo de energía (en forma de oxígeno y glucosa) del cerebro con relación al resto del cuerpo es aproximadamente del 20%, manteniéndose muy estable en torno a ese valor independientemente de la actividad corporal.
  • Por esta razón hay actividades incompatibles entre sí, pues el cerebro varía la cantidad de energía consumida con referencia al sistema circulatorio, y por consecuencia a la del resto del cuerpo. Por ejemplo, si se hace deporte y se queman 1.500 calorías, el cerebro habrá consumido el 20%, del cual ha invertido en activar la región cerebral que controla la parte corporal que a su vez ejecuta las órdenes en las partes físicas que han interactuado con la actividad ordenada por el consciente.
  • Si se trata de estudiar mientras se hace deporte (por ejemplo), la misma energía que el cerebro debería estar empleando para esa actividad, la deriva a otras funciones relacionadas con el aprendizaje, concentración y atención.

  • Cuanto más se entrene en realizar varias actividades al mismo tiempo, menos energía empleará el cerebro en realizar esas mismas funciones en un futuro, pues no necesitará crear los enlaces sinápticos necesarios que le permiten ese tipo de "multitarea".

  • Diferentes regiones cerebrales entrando en juego con consumos paralelos mermaran la calidad de las actividades.

  • El cerebro no puede ni debe consumir más del 20% de la energía general del cuerpo. Es la cantidad que soporta el ser humano, más energía posiblemente desemboque en patologías mentales; menos energía causaría una desconexión inmediata de las partes menos representativas a la hora de conservar el estado homeostático (análogamente a lo que supondría enchufar un electrodoméstico cortocircuitado en su electrónica o sus componentes eléctricos, el cerebro que aumenta su consumo a más del 20% tiene algo roto y el que lo disminuye, es que no le llega el aporte suficiente, el cerebro tiene un consumo nominal dependiente del trabajo a realizar).
  • Las mediciones de la densidad neuronal por unidad de volumen, hacen suponer que en un cerebro humano cuya capacidad oscila entre los 1.100 y los 1.500 cc, puedan contener un orden de unos 100 millardos de neuronas, cada una de las cuales se interconecta con otras por un número de sinapsis que va de varios centenares a más de 20.000, formando una red estructural que es unas 100 veces más compleja que la red telefónica mundial. Por otro lado, se han registrado densidades más bajas, las cuales hacen suponer un recuento neuronal de unos 86.000 millones.
  • Toda experiencia sensorial, consciente o inconsciente, queda registrada en el aparato neuronal y podrá ser evocada posteriormente, si se dan ciertas condiciones propicias; y algo parecido sucede con nuestro conocimiento hereditario inconsciente que constituye una base de potencialidad aun mucho mayor (Popper, 1980, p. 136-7).
  • Igualmente, la vastedad y los recursos de la mente son tan eficientes que el hombre puede elegir, en un instante dado, cada una de las 10.000.000.0004 oraciones diferentes de que dispone una lengua culta (Polanyi, 1969, p. 151).
  • El cerebro humano puede almacenar información que "llenaría unos veinte millones de volúmenes, como en las mayores bibliotecas del mundo" (Cosmos, por Carl Sagan, 1980, p. 278).
  • "El cerebro del infante humano, a diferencia del de cualquier otro animal, se triplica en tamaño durante su primer año"(The universe Within, por Morton Hunt,1982, p.44).
  • El cerebro del hombre "está dotado de una potencialidad considerablemente mayor de la que se puede utilizar durante la vida de una persona"(Encyclopedia Britannica, 1976, Macropedia, tomo 12, p. 998).

Estos y otros datos similares nos llevan a concluir que el cerebro humano es la realidad más eficiente en cuanto a consumo y transformación de la energía se refiere, en lo que nos hemos podido encontrar en este universo. Es una verdadera máquina de la transformación de la energía y un ejemplo a seguir por los estudiosos de la termodinámica. Nos podemos preguntar qué sentido o significado tiene, o qué función desempeña, esta asombrosa capacidad del cerebro humano que reside en su optimizada manera de memorizar y en su constante aumento de la velocidad de procesar información. Nuestra respuesta es que esa dotación gigantesca está ahí, esperando a que se le enseñe cual es la disposición sináptica que permitirá desarrollar todo su potencial en la tierra.

También es importante la experiencia, aunque no es el único factor que incide en el cerebro. También influye en este órgano el pensamiento. Los científicos han comprobado que el cerebro de la gente que está mentalmente activa activa tiene hasta un 40% más de conexiones (sinapsis) entre las células nerviosas (neuronas) que los cerebros mentalmente perezosos.

Cerebro y Mente

Entender la relación entre el cerebro y la mente es un problema filosófico y científico. La evidencia científica más sencilla indica una fuerte relación entre el cerebro físico y la mente, evidenciada por el impacto de las alteraciones físicas en el cerebro que inciden en la mente, como con lesión cerebral traumática y el uso de drogas psicoactivas.

El problema mente-cuerpo es uno de los temas centrales en la historia de la filosofía, que nos invita a considerar si el cerebro y la mente son idénticos, en parte distinta, o relacionados de alguna forma desconocida. Hay tres grandes escuelas de pensamiento acerca de la respuesta: el dualismo, el materialismo y el idealismo. Dualismo sostiene que la mente existe independientemente del cerebro; materialismo, que sostiene que los fenómenos mentales son idénticos a los fenómenos neuronales; y el idealismo, que sostiene que sólo existen los fenómenos mentales.

Además de las cuestiones filosóficas, la relación entre la mente y el cerebro implica un elevado número de cuestiones científicas, incluyendo la comprensión de la relación entre la actividad mental y la actividad cerebral, los mecanismos exactos por los que las drogas influyen cognición, Y los componentes neurales de la conciencia.