11 de marzo de 2012

El dedo de Dios


http://blogs.heraldo.es/cuartadimension/wp-content/uploads/2011/08/N-dedo_de_dios.jpg¿Cómo es Dios? “Dios es un Espíritu”, declaró Jesús. Eso nos permite entender que la naturaleza de la persona de Dios es diferente a la humana, es espiritual, no es de carne y hueso, ni tiene constitución de forma material  que poseen los seres humanos. Consciente de la necesidad que tenemos de entender cómo es YHWH, Él, Dios, nos muestra en las Escrituras referencias que nos ayudan a entender cómo es Su personalidad y manera de actuar. Si Dios nos hizo a Su imagen y semejanza, eso quiere decir que si YHWH habla de sí mismo como si fuera alguien con cuerpo humano, entonces, se nos hace más fácil la comprensión sobre el actuar de Dios.    

Un ejemplo de esto lo vemos en una escena que relata el Evangelio de Lucas sobre Jesús. Estando en Judea, sucedió que estaba enseñando a la gente, y tuvo que expulsar a un demonio. Se trataba de un hombre que era mudo, así que Jesús expulsó al demonio y el mudo comenzó a hablar. ¡Por fin era un hombre libre! La gente, que seguramente conocía la vida de aquel hombre y su sufrimiento, quedó sorprendida, maravillada ante lo sucedido. Pero no todos estaban contentos por lo ocurrido. Algunos, con mala intención, buscando provocar y tentar a Jesús, dijeron que el milagro era obra de… Beelzebub, el jefe de los demonios. ¿Cómo reaccionó Jesús ante esa declaración tan infame?   

“Es el dedo de Dios el medio por el que yo expulso los demonios”, respondió.

Los que escucharon aquella frase “dedo de Dios”, conocían que Dios tenía un dedo, un dedo simbólico. Dios literalmente no tiene dedos, pues es un Espíritu, pero Jesús hablaba del poder efectivo y operante de YHWH, que usa a través de Su espíritu santo. El espíritu santo es el mismo espíritu que es mencionado en el Génesis 1:2 como esa fuerza poderosa, divina, que YHWH usó para moldear la Tierra y darle luz, pues estaba sin forma y oscura. Ese espíritu santo fue usado etapa tras etapa durante los días creativos, para gestar cada proceso creativo con el que YHWH alcanzaría un resultado: hacer que la Tierra fuera un planeta capaz de albergar vida.    

Jesucristo sabía muy bien esto. Él, como Gran Arquitecto de Dios, formó parte de esa creación de los Cielos y la Tierra que conocemos (Juan 1:1; Proverbios 8:22-30). Sin embargo, hablar del dedo de Dios nos transmite otras ideas que nos ayudan a conocer más profundamente el poder de Dios.

En tiempos de las 10 plagas de Egipto, hubo personas que sí reconocieron el accionar del dedo de Dios, cosa que no hicieron los fariseos. Fueron aquellos poderosos magos, practicantes de artes mágicas y ocultas, quienes al ver la demostración de poder de YHWH, produciendo jejenes del polvo del suelo de Egipto durante la segunda plaga, y viendo que no pudieron imitar aquello, tuvieron que reconocer que era el… dedo de Dios

Obviamente, aquellos magos no se hicieron adoradores de YHWH ni creyentes, pero sí reconocieron el poder de Dios, representado por Su dedo. Hoy en día, la gente niega lo sobrenatural y divino, a pesar de que claramente existe, pues mientras YHWH exista, lo sobrenatural y divino siempre existirá, y su propósito debe ser reconocido.

http://2.bp.blogspot.com/-roiTzdWPYHU/TY4vf3FGopI/AAAAAAAADSE/Mrr6fU1CmOA/s1600/OO.JPG

En tiempos de Jesucristo, el dedo de Dios se hizo patente por medio de las obras milagrosas y poderosas que Él hizo. Sin embargo, ese dedo de Dios manifestado por medio de Jesús, no generó fe y confianza en Dios en la gente que le escuchó. Ellos buscaban algo espectacular, o “señales del cielo”, para creer en Jesús como Mesías. Que ese dedo de Dios podía hacer dicha demostración de poder lo sabemos, pero, ¿no era suficiente con ver, por ejemplo, cómo un demonio era expulsado? Ellos no deseaban creer, querían tener a Jesús como un mago encantador que les realizara trucos que les divirtieran. ¿Cambiar su vida ejerciendo fe en Jesús como Mesías? No, mejor era verle hacer milagros, y luego irse a sus casas a seguir sus vidas, sin que nada les afectara. 

El dedo de Dios nos hace pensar en ese poder dinámico del espíritu santo de YHWH. Pero, se deben tener ojos enfocados y sencillos para poder discernir el poder y la presencia de ese dedo de Dios actuando. Al igual que la gente de tiempos de Moisés en Egipto, y de Jesús en Galilea y Judea, vemos que cosas extraordinarias suceden en estos tiempos. Sin embargo, son atribuidas al azar, las circunstancias, o simples “coincidencias”. Al igual que Faraón de Egipto y la gente de tiempos de Jesús, ante la evidencia de los tiempos que vivimos y las cosas "extrañas" que suceden, es más fácil entretenerse un rato con las noticias, que prestar seria atención al significado de las señales que vemos cumplirse. Lo que observamos en las noticias, puede hacernos tener presente el infalible cumplimiento de la palabra profética de YHWH, o, puede verse como algo "normal". Cada quien decide. 

El dedo de Dios también escribió las 2 tablas de la Ley de los 10 Mandamientosescrita del dedo de Dios a nuestro favor, y su lectura puede orientarnos. Pero debemos tener esa actitud presta y humilde que no tuvieron algunos en el pasado ante el poder de Dios, para que Él nos ayude.  

http://soloporgracia.files.wordpress.com/2010/03/juicio.jpg
A veces pensamos que Dios y Su dedo no obran a favor nuestro, pero, pensemos por un momento. Supongamos que estamos un poco desanimados o bajos de ánimo, y de repente, alguien habla con nosotros, nos dice algo que nos levanta el ánimo. ¡Ese fue el dedo de Dios tocándonos el alma para seguir adelante! O quizás, vemos una noticia, y nuestra mente recuerde una profecía bíblica que se está cumpliendo. ¡Otra vez es el dedo de Dios motivándonos y fortaleciendo nuestra fe y esperanza!

Reflexionemos en el poder de Dios, en las cosas buenas que nos han sucedido y suceden, y en cómo hemos salido adelante, y sin duda reconoceremos ese dedo Divino a nuestro favor, y con gratitud, démosle la gloria a Quien siempre hace que todo trabaje a nuestro favor: YHWH, el Padre.

Categories: ,
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...