Our social:

sábado, marzo 03, 2012

Los falsos maestros de las Escrituras

“Habrá falsos maestros entre ustedes”
2 PEDRO 2:1
http://www.iglesiaalfayomegabklyn.com/lobos%20de%20obeja.jpg

Tan increíble como parezca, los falsos maestros del cristianismo, de lo que verdaderamente enseñan las Escrituras, fueron predichos por Jesucristo y sus discípulos. 

Por ejemplo, Judas, escritor de la carta que lleva su nombre, era consciente de su presencia. Dijo que había querido escribir a sus compañeros de creencia acerca de la salvación que tenían en común los creyentes, pero explicó: “tuve que escribirles para animarlos a que luchen tenazmente por la fe”. ¿Por qué animar a luchar tenazmente por la fe? 

Porque, dijo, “se han introducido de manera solapada en las iglesias ciertos hombres [...] que cambian la gracia divina de nuestro Dios en una excusa para conducta desordenada”(Judas 3, 4).

 

En este punto, en el que el lector o lectora reconocen que  existen muchas enseñanzas, creencias y puntos de vista que se divulgan por Internet o en las iglesias o religiones, vale la pena señalar lo que sí enseñan las Escrituras sobre los que se autodenominan a sí mismos "maestros" o canales de enseñanza divino, y la evidencia indica que no lo son. 


Qué producen las enseñanzas falsas