Our social:

miércoles, septiembre 28, 2011

El cometa Elenin y el fin del mundo

Su alineación con la Tierra y el Sol, que se producirá este martes, es para los fanáticos del esoterismo sinónimo de grandes catástrofes. La NASA desmintió hipótesis apocalíptica




Erupciones volcánicas masivas, tsunamis, tormentas solares, terremotos, inversión magnética de los polos y otros presagios de muerte y destrucción son lo que vaticinan algunas personas. El cometa Elenin se aproxima a toda velocidad -a 90 mil kilómetros por hora- hacia la Tierra y su cercanía podría ser tan catastrófica que hasta podría acabar con el mundo tal como lo conocemos.

Según las interpretaciones esotéricas, el terremoto y posterior tsunami en Japón en marzo de este año coincidió con el paso de Elenin, al igual que el fuerte sismo que afectó a Chile en febrero de 2010.

De acuerdo con estas versiones, semanas antes de que se produzca la máxima aproximación el 16 de octubre, las catástrofes tendrán lugar. Más precisamente, el martes 27 de septiembre, día en que el cometa, la Tierra y el Sol queden alineados. La explicación es que genera una "magnificación de la resonancia", sostiene un supuesto científico, Mensur Omerbashib, citado por el diario español ABC.

Otras personas, en cambio, aseguran que el cometa, en verdad, revela al oscuro planeta Niburu del Sistema Solar, un mundo misterioso que cuando se acerca a la Tierra, cada miles de años, provoca extinciones masivas de las especies terrestres.

Todo empezó meses atrás, cuando un cibernauta usaba un programa didáctico del Jet Propulsion Laboratory de la NASA, que permite trazar un esquema de las órbitas de los objetos y planetas conocidos. El hombre notó que los días en que Elenin quedaba en línea recta con la Tierra y el Sol, se produjeron los sismos en Chile y Japón, señala la ABC. Así comenzó el mito.

Ante el crecimiento de la paranoia colectiva, en especial en Internet, la NASA salió a desmentir los tantos (aunque los más obsesos afirman que la agencia espacial sabe lo que va a ocurrir y "lo oculta").

El cometa tiene sólo 3,5 kilómetros de diámetro, un tamaño insignificante como para alterar la órbita del planeta o producir una presión suficiente para mover las placas tectónicas de la Tierra y provocar un terremoto, advirtió la NASA.

La agencia también aclara que, durante su máxima aproximación, el cometa estará a 35 millones de kilómetros de distancia, 92 veces más lejos que la Luna y a medio camino de Venus. El cometa Elenin no destruirá la Tierra, concluyen.

Fuente: INFOBAE