Our social:

lunes, enero 23, 2012

YHWH, el Dios que te consuela

Consuelo. Ser consolado.

¿Quién no desea sentir consuelo en momentos de aflicción y angustia? Vivimos en tiempos difíciles, y a veces, o quizás en este momento, necesitamos ese consuelo tan anhelado, que nos refresque el alma y nos haga seguir adelante. 

Hace 2.000 años, el Maestro Jesús el Cristo, nos dejó unas palabras sabias sobre el ser consolados:

Dichosos los que sufren,
porque serán consolados. 

Mateo 5:4

¿Cómo puede ser dichoso, o feliz, alguien que sufra? Porque será consolado, dijo Jesús. En el griego original, la palabra que se traduce ser consolado es parakaleo.  Transmite varias ideas:

Llamar a alguien a nuestro lado, convocar a alguien para la exhortación, la súplica. Instruir a alguien, amonestarle, exhortarle, tratar de apaciguar con ruegos el dolor de alguien, animarle y fortalecerle.

El punto es que los que sufren, por cualquier razón o causa, será consolado. Es decir, YHWH mismo le exhorta, le fortalece, apacigua su dolor y le da ánimo. Es esa promesa maravillosa de ser consolado, la que hace Jesús a favor del que sufre.

A muchas personas les preocupan sinceramente, ciertas circunstancias y situaciones que vemos en la actualidad. El alto costo de la vida, las injusticias sociales, el ver cómo se resquebraja la estructura de la sociedad que vemos hoy día, en diversos niveles. Hay crisis en las familias, en los lugares de trabajo, de estudio, y las noticias mundiales no presagian una mejora de la situación. 


Hay quienes sufren por ver las cosas injustas que hay en este mundo. Que se preguntan, ¿hasta cuándo Dios será esto?

En este momento, YHWH nos consuela. ¿Cómo?

Las palabras de Jesús son una promesa. Y en ella podemos confiar. No existirá eternamente el mal, ni las condiciones negativas que imperan hoy día durarán para siempre. Lo sabemos porque en la profecía de Isaías 66:13-16:

13 Como el que recibe consuelo de la mamá,
   así Yo los consolaré a ustedes.
   En Jerusalén serán consolados

 14 Ustedes verán, su corazón se pondrá alegre
   y su cuerpo se renovará como la hierba.
Se sentirá el poder de YHWH entre Sus siervos
   y su enojo entre Sus enemigos. 

15 Porque YHWH viene como un fuego
   y sus carros como una tormenta
para castigar con su furia
   y darles escarmiento con llamas de fuego.
 
16 Porque YHWH castigará con fuego
   y con su espada a toda la humanidad.
   YHWH matará a muchos.

Ciertamente, este es un mensaje fuerte, contundente. Para algunos hay consuelo, pero otros sentirán el fuego del juicio divino. ¿Eso consuela? Sí, porque es la intervención divina la que hace la diferencia, de traer justicia y juicio en un mundo y en una sociedad que se ha acostumbrado a la aparente no intervención de Dios en los asuntos.

¿Le consuela saber que Dios está actuando en este momento a favor de que se implante la verdadera justicia divina en la Tierra? ¿Siente consuelo por el hecho de que Dios de diversas maneras, nos ayuda?


No se deje engañar por la propaganda de los que sienten peligrar su "poder". No importa lo que traten de hacer, Cristo Jesús y la voluntad de Dios siguen adelante. Confíe en que son más los que respaldan a los que sinceramente desean hacer la voluntad de Dios que los que creen que tienen las armas del "poder" en este mundo. 





Sea astuto como la serpiente. Confíe en YHWH con todo su corazón. Tenga fe en Cristo Jesús. Ore, ore y siga orando. Dios nos consuela siempre. Nunca lo olvide.