Daniel, mensajero de Dios

Profeta Daniel NEOATIERRA
El Profeta Daniel
Uno de los profetas más conocidos es Daniel. Aunque su libro profético sólo contiene 12 capítulos, sus vivencias y visiones proféticas, captan la atención de quienes buscan esclarecimiento sobre el propósito de Dios.

La Biblia es, como bien sabemos, un libro que contiene profecías. Cerca del 25% del contenido de la Biblia es profético.

Pero la profecía, sin la interpretación correcta, está oculta a la comprensión humana. Y sin comprender la profecía acertadamente, se pierde la esencia del mensaje divino.

Por ejemplo, ¿cuántos libros, revistas, discursos o charlas explican el significado del famoso 666, o del Anticristo? Muchos. Hay, de hecho, misterios o secretos ocultos que están en las Escrituras.

Para un hombre las profecías NO eran misterios. Ese hombre era Daniel. Él tenía entendimiento en toda clase de sueños y visiones. Los enigmas proféticos eran sencillos, claros. Tenía el don de interpretar profecías. Ese hombre era el profeta Daniel. Y como tal, servía como mensajero de Dios.

Profeta Daniel visiones profecías Biblia NEOATIERRA
Profeta Daniel y las profecías de Dios

Daniel era miembro de la corte real del rey Nabucodonosor, que se guiaba por la adivinación al planear sus incursiones militares y otros aspectos de su vida. Por ejemplo, la profecía de Ezequiel dice que el rey de Babilonia empleó adivinación para decidir si iba contra Rabá de Ammón.

La Biblia muestra que las profecías inspiradas por YHWH, fueron dadas por espíritu santo a los profetas que las pusieron por escrito. Si el espíritu santo fue el medio por el cual se dio la profecía, ¿no es lógico pensar que sea el mismo espíritu santo el que sea usado por Dios para dar a conocer la interpretación acertada y veraz a dicha profecía?

Eso nos da la confianza de que existe UNA SOLA INTERPRETACIÓN a las profecías bíblicas. No 3, 5, 10, interpretaciones. O que dichas interpretaciones necesitaran de ser "revisadas" continuamente, como si Dios no tuviera claridad sobre los asuntos. O si el espíritu santo se "volvió loco": hoy significa una cosa, en 10 años otra, y así, en una eterna "iluminación" de verdades predichas.

Profeta Daniel visiones profecías NEOATIERRA
Profeta Daniel y sus visiones
El ejemplo de Daniel como intérprete de profecías revela varias cosas. Lo primero, que YHWH es quien elige a quién dar la interpretación acertada de la profecía. Y esa interpretación ÚNICA es verdadera, y guía para otros, puesto que es ese "sello" que se imprime sobre "visión y profeta", como lo mostró el ángel Gabriel a Daniel, al darle al profecía de las 70 semanas.

Lo segundo, es que la interpretación es totalmente vinculada al propósito de Dios. No depende de las condiciones o circunstancias de las personas, o su opinión personal. O dependiente del juego político o los intereses de alguien. De haber sido así, Daniel no le declara a Nabucodonosor que Babilonia iba a desaparecer como potencia mundial. Eso no era conveniente a Daniel, ni a sus intereses personales. Pero era la verdad profética de lo que Dios iba a hacer.


Lo que falló no fue Dios, sino la interpretación. Dar alarmas de fechas, tiempos, anuncios de que "esto significa" esta profecía, hace caer a la gente en duda hacia la Biblia, y se pierde la fe.

Daniel en 2 ocasiones interpretó acertadamente 2 sueños proféticos al rey Nabucodonosor. Y tuvo sueños y visiones proféticas. Las veces que interpretó a Nabucodonosor los sueños proféticos que YHWH hizo que tuviera, Daniel atribuyó a YHWH el haber interpretado acertadamente esos sueños. Razón por la cual podemos confiar en esas interpretaciones, confirmadas en su veracidad por su cumplimiento.

Amós 3:7 indica que YHWH no hace ni una sola cosa, a menos que haya revelado sus asuntos confidenciales, a sus profetas. ¿Qué significa eso? Que el Dios de la Biblia es Quien da la profecía Y la interpretación. Está claro que la interpretación de profecías no depende de "interpretación privada", o de opiniones personales, o de tener una aguda visión sobre los asuntos. Depende de la voluntad y propósito de Dios.



Obviamente a todos nos interesan las profecías bíblicas y su cumplimiento. Pero la desilusión y la frustración surgen cuando se ejerce fe en "interpretaciones" de profecías que no se cumplen. La fe en Dios entonces se pierde. Se cree que la Biblia falla, que la palabra profética de Dios es un fraude. No es Dios quien falla, sino la interpretación errónea que se hace de sus profecías, y las expectativas falsas que se generan. 


Con la tecnología de Blogger.