Our social:

sábado, junio 18, 2011

¡Todo lo que necesitas es amor!

Eso es lo que John Lennon cantaba, y es verdad, todo lo que necesitamos es amor. ¿Pero realmente sabemos lo que es el amor? Amor es una palabra que se canta en canciones, está escrita en poemas, sale mucho de la boca de las personas y es algo que muchos anhelan de una manera u otra, mayormente en cuanto a una pareja. Se escucha mucho durante estos días: "Céntrate en el corazón" y "Ama", "¡El amor es la respuesta, porque el amor siempre gana!", "¡Envía Amor y Luz!" y así sucesivamente. Las personas postean la palabra Amor en sus cuentas de Facebook como su Religión: Ama, y úsalo generalmente en conversaciones rutinarias. Es vista como la solución a todos los problemas del mundo. ¡Todo lo que necesitas es amor! 

Si es tan fácil, ¿por qué no ha cambiado nada fundamentalmente en la Tierra a pesar del evidente progreso tecnológico? Estamos en el 2011 y todavía vemos genocidios, opresión y guerras. Cientos de miles de niños y civiles han muerto en Medio Oriente y en todo el mundo por la máquina de guerra bajo el control de los líderes psicópatas que no les importa un comino la gente que levanta el signo de la paz con una proclamación del amor como la fuerza para el cambio.

Al mirar más de cerca esta situación podemos ver que "Amor" es una de las palabras más abusadas y malentendidas que existan. Malinterpretamos cosas como gratificación, sentimentalismo, compromiso, deber, deseo, y otras emociones superficiales, ideas y conceptos condicionados como "Amor" con el fin de llenar algo que falta en nuestro interior. Estas distorsiones también son usadas (inconscientemente) como amortiguadores para evitar enfrentar la realidad tal cual es, mirando al mundo con gafas de color de rosa, en vez de verse a uno mismo y al mundo más allá de las apariencias, de manera más objetiva.

"Puesto que la gran mayoría de la humanidad está satisfecha con las apariencias, como si fueran la realidad, a menudo está más influida por las apariencias que por las cosas tal cual son".

- Niccolo Machiavelli
Hay amor interpersonal entre los humanos, amor de madre, amor por la familia y comunidad, amor a uno mismo, amor a algo superior, amor a Dios e incluso amor por los ideales y conceptos desarrollados por el hombre tales como una nación, país, etcétera.

¿Entonces qué es el amor? ¿Cómo podemos describir o definir semejante fuerza poderosa? Las palabras son muy limitadas y sólo pueden apuntar hacia ello, pero no son amor. Tal vez podemos comenzar examinando lo que no es el amor.

Cuando se trata de las relaciones interpersonales a menudo vemos juegos de control, celos y envidia, lo cual obviamente no es amor, sino expresiones y comportamientos basados en el miedo y la necesidad. El amor está relacionado a las emociones y sentimientos, pero éstos pueden basarse sobre reacciones químicas cerebrales que provocan "satisfacción", donde las personas se alimentan entre sí, lo cual también es la base del vampirismo psíquico. Muchas relaciones se basan en este mecanismo de alimentación, que no tiene nada que ver con el amor, sino con una necesidad parasitaria que resulta en una codependencia. La atracción sexual a veces también se confunde con el amor. Muchas personas establecen relaciones con motivaciones erróneas; para escapar de su soledad, para llenar un agujero en sus vidas o llenar a otra persona. La mayoría de los casos esto ocurre inconscientemente, y de esta manera, la gente tiende a mentirse a sí misma sobre el amor y sus relaciones de diversas formas, sin ver a la otra persona como él/ella es e incluso sin verse a sí mismos como claramente son.

"Las personas se convencen de sus propias mentiras, volviéndose víctimas de sus propias invenciones al comenzar a dirigir sus vidas con estándares de comportamiento, ideas, sentimientos, o instintos que no corresponden con la realidad interna. Lo que es verdaderamente grave en el asunto es que el individuo pierde todo punto de referencia relacionado a lo que constituye la verdad, y lo que constituye mentiras. Se acostumbra a considerar verdadero sólo aquello que es conveniente a sus intereses personales; todo lo que se opone a su autoestima o se ponga en conflicto con sus prejuicios ya establecidos, lo considera falso".

- John Baines
Para amar realmente a otra persona necesitamos ver al otro tal cual es, sin tratar de cambiar a esa persona. Esas son las bases del amor incondicional, pero para que eso suceda también necesitamos conocernos a nosotros mismos y vernos tal cual somos, de manera que no caigamos en la trampa de las proyecciones ilusorias que sólo provocan decepciones y dolor una vez que la fase romántica se acaba. Consiste en aceptación y consideración, siendo capaz de dar y recibir, de ser considerado por lo externo y sin esperar nada a cambio.

Pero más allá de las relaciones personales, la idea del amor también ha sido distorsionada y utilizada superficialmente en eslóganes, sobre todo en el llamado movimiento New Age y "Amor y Luz". Equivale a ser positivo, abierto, amistoso, sin decir o enfocarse en nada "malo" o "negativo", siendo siempre alegre y teniendo una sonrisa en la cara. Por supuesto no hay nada malo con la amabilidad y amistad así como también con ser positivo, pero debe basarse en la verdad y la realidad, no en las mentiras, racionalizaciones para tranquilizarse o evasión, incluyendo corrección política que sólo conduce a la complacencia e ignorancia. Como escribí en The Positivity of Objectivity and the Time of Transition (Lo Positivo de la Objetividad y el Tiempo de Transición):

empatía y compasión, especialmente extendiéndolo al resto del mundo, más allá de nuestros amigos cercanos y familia. ¿Pero qué significa realmente eso? Muchas personas parecen asociar el amor con emociones y sentimientos o "amabilidad", ¿pero acaso no es más que eso, como un estado superior de conciencia/existencia? Parece que confundimos muchas cosas con "amor" y hasta juzgamos el intelecto como algo "malo" (confundiéndolo por la mente primate/depredadora), ya que muchos indican que deberíamos "pensar" con nuestro corazón y hacer lo que "sentimos", lo cual la mayoría de las veces resulta en meros autoengaños y falta de pensamiento crítico. Consiste en alinear el corazón con el intelecto, intuición con lógica, misticismo con ciencia.
Yo me he encontrado con muchos individuos que parecen forzarse a sí mismos a este estado de "amor" artificial y superficial a través de afirmaciones ideadas y espiritualidad de "sensación agradable", ignorando cualquier cosa que pueda parecer amenazante para su perspectiva de vida "positiva". Sin embargo, el cuerpo (de forma física y energética) no miente y en ciertas personas con las que he trabajado en mi práctica de masaje y trabajo corporal he encontrado una represión y armadura que se manifiesta al negar las zonas oscuras de sí mismos y del mundo, ya que ignoran la realidad objetiva. En lo superficial ellos ni siquiera piensan que algo esté "mal" en ellos. Es como un estado de bendita ignorancia, tratando de mantenerse "elevados" con proyecciones emocionales artificiales, evitando cualquier cosa que les pueda provocar un "estado depresivo" y así puedan seguir viviendo con una estrecha perspectiva subjetiva. Puedo ver este tipo de actitud en muchas personas autoproclamadas "despiertas" y "conscientes" que siguen las enseñanzas New Age y la psicología popular que provoca tranquilidad pero falta de sanación profunda, crecimiento y esencialmente amor verdadero.
"La Sombra describe la parte de la psique que un individuo preferiría no tener presente. Contiene las partes negadas del Yo. Debido a que el Yo contiene estos aspectos, éstos emergen de una forma u otra. Al exponer el material Sombrío a la consciencia se vacía su poder oscuro, e incluso se pueden recobrar recursos valiosos de éste. El mayor poder, sin embargo, proviene de la aceptación de tus zonas sombrías y al integrarlas como componentes de tu Yo. Todos arrastran una Sombra, y mientras esté menos plasmada en la vida consciente del individuo, más oscura y densa es. En la totalidad, forma un problema inconsciente, frustrando nuestras mejores intenciones. Uno no llega ser iluminado al imaginar figuras de luz, sino que al hacer consciente la oscuridad".

- Carl G. Jung
"Cuando te a l e j a s de la fuente del sufrimiento, cuando la consideras opuesta a lo que quieres ser (asumo que todos quieren ser buenos, ¿verdad?), pierdes la oportunidad de cambiarla. Debido a que continúa viviendo en ti, como parte tuya, constituye muchas de tus decisiones, pero te niegas a reconocerlo, de manera que sigues en la bendita ignorancia y continúas sufriendo".

- Olga Kharitidi, "The Master of Lucid Dreams" ("El Maestro de los Sueños Lúcidos")
El amor no es un mero estado emocional, sino que es un estado de consciencia. Tal como hay diferentes niveles de consciencia, también hay diferentes niveles de amor al que se puede acceder en el espectro de la consciencia, basado en el nivel de ser y conciencia.
Es mejor decir que uno necesita ser para poder amar. Ser y amarse a sí mismo, son completamente diferentes. Aquí ser significa consistencia interna. No se puede amar si uno no se ama. Además, para amar algo más allá de la ilusión propia, uno necesita conocer al amado/a. La capacidad de conocer de nuevo está fundada en el ser. El amor con frecuencia implica dedicación o compromiso específicos. Otra vez, esto poco significa si uno no tiene una consistencia interna de ser. De este modo para amar mejor es necesario trabajar en el Yo".

Fuente:
http://es.sott.net/articles/show/7135-Todo-lo-que-necesitas-es-amor-