Our social:

sábado, enero 15, 2011

Perseverancia: la virtud de los ganadores

Si hay una virtud que define a un ganador o ganadora es la:


PERSEVERANCIA
 
La perseverancia es no darse por vencido. Es seguir adelante, continuar, persistir hasta lograr la meta que queremos.

Pero la perseverancia es también saber superar los obstáculos. Los obstáculos nos dan el músculo emocional, esa fuerza motriz que necesitamos para seguir adelante. También, la perseverancia es esfuerzo.

A veces, pareciera que esforzarnos un poco menos, evitando ciertos obstáculos, es lo mejor. ¿Realmente es así?

Veamos lo que relata esta fábula, con su moraleja, sobre la importancia de perseverar: 

La mariposita

Un día, una pequeña abertura apareció en un capullo. Un hombre se sentó y observó a la mariposa por varias horas, y cómo ella se esforzaba para que su cuerpo pasara a través de aquel pequeño espacio. Entonces, parecía que se había dado por vencida, pues no se veía ningún movimiento y no parecía hacer ningún progreso. Por el contrario, parecía que había hecho más de lo que podía, y aun así, no conseguía salir. 

Entonces el hombre decidió ayudarla. Tomo una tijera y con ella cortó el capullo para que la mariposa pudiese salir. La mariposa salió con una gran facilidad. Pero su cuerpo estaba atrofiado, muy pequeño y con las alas maltratadas. El hombre continuó observando a la mariposa, porque esperaba que en cualquier momento, sus alas se fortalecieran, se abrieran con fuerza y fueran capaces de soportar su peso, afirmándose con el tiempo. 

Pero nada pasó. En realidad, la mariposa pasó el resto de su vida arrastrándose con el cuerpo atrofiado y con las alas maltratadas y encogidas. Nunca fue capaz de volar. Lo que el hombre en su gentileza y deseo de ayudar, no comprendía, era que el capullo apretado y el esfuerzo necesario para salir por el pequeño agujero, eran el modo en que Dios hacía que el fluido del cuerpo de la mariposa, fuese hacia sus alas, de modo que estuviera lista para volar, una vez que hubiese salido del capullo.


Así, algunas veces es el esfuerzo lo que justamente necesitamos en nuestras vidas. Si Dios nos dejase pasar por la vida sin ningún esfuerzo, sin ningún obstáculo, nos dejaría "incapacitados", "discapacitados", "inválidos". 

Este relato nos habla de los procesos. Hay procesos en nuestra vida, situaciones que ya comenzaron, pero que deben seguir su curso, permitiendo que Jehová lo concluya con éxito. En los procesos, parece a veces, que damos 2 pasos adelante y uno atrás. La sensación es de que no se avanza, y si se avanza, es poco el avance.

No pierdas la fe en el proceso. Hazte fuerte, sigue, no veas las cosas como si todo fuera "igual". Recuerda: Dios es el que hace que toas las cosas ayuden a bien, para los que lo aman. Así que, si le dejas a Dios que dirija el proceso, ten tú la perseverancia y el aguante para continuar, que a su debido tiempo, verás los frutos de tu esfuerzo.



Esta breve historia, nos recuerda también, que los obstáculos a vencer, nos sirven de trampolín para impulsarnos hacia adelante, a seguir con lo que queremos. No veamos las dificultades como algo que indica que "no me conviene" o "Dios no quiere esto para mí". Pide valor, fuerza y perseverancia, y sigue.


Cómo desarrollar la perseverancia:


Lo podemos lograr si:

Somos constantes en nuestras actividades y preveemos los obstáculos.

Tenemos firmeza en las dificultades y somos constantes en la búsqueda del bien.

Enfrentamos los retos sin miedo, con un compromiso pleno y decidido para cumplir con nuestra vocación, sea lo que sea.

Aprendemos a valernos por nosotros mismos y trabajamos con empeño para alcanzar nuestras metas.

Estamos conscientes de que nadie puede responder por nosotros en nuestras luchas.


Transformamos nuestros sueños, les damos vida y luchamos para convertirlos en realidad.

Pensar positivamente.


“El que persevera alcanza”


Decálogo de la perseverancia


1. La perseverancia comienza con un conocimiento realista de uno mismo: fortalezas y debilidades.

2. No hay calidad personal sin esfuerzo. Por eso debemos vencer los obstáculos.

3. La perseverancia es una señal de seguridad.

4. No debemos confundir la perseverancia con la rutina.

5. El valor de la perseverancia se refiere a la superación de los obstáculos.

6. Perseverancia= ser constantes, disciplinados y pacientes.

7. Debemos ser fuertes para emprender metas y poder cumplirlas.

8. Debemos hacer lo posible por ser constantes diciendo lo que se piensa y pensando lo que se dice, y mantenernos firmes en ello.

9. Lo más importante en esta vida no es darnos cuenta de que tenemos problemas, sino cómo hacer para superarlos.

10. Cuando tus acciones sean constantes en su duración, mejores serán los resultados.




Perseverancia: algunas frases famosas:


Si te caes siete veces, levántate ocho.
Proverbio chino

¡Caer está permitido. Levantarse es obligatorio!.
Proverbio ruso

La perseverancia es la virtud por la cual todas las otras virtudes dan su fruto.
Arturo Graf (1848-1913) Escritor y poeta italiano.

Si se siembra la semilla con fe y se cuida con perseverancia, sólo será cuestión de tiempo recoger sus frutos.
Thomas Carlyle (1795-1881) Historiador, pensador y ensayista inglés.

Es duro caer, pero es peor no haber intentado nunca subir.
Theodore Roosevelt (1858-1919) Político estadounidense.

Nuestra mayor gloria no está en no haber caído nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos.
Oliver Goldsmith (1728-1774) Escritor británico.

Nos gusta llamar testarudez a la perseverancia ajena pero le reservamos el nombre de perseverancia a nuestra testarudez.
Jean Baptiste Alphonse Karr (1808-1890) Escritor francés.

La victoria pertenece al más perseverante.
Napoleón I (1769-1821) Napoleón Bonaparte. Emperador francés.

Volved a emprender veinte veces vuestra obra, pulidla sin cesar y volvedla a pulir.
Nicolas Boileau-Despréaux (1636-1711) Poeta y crítico literario francés.

perseverancia.
Samuel Johnson (1709-1784) Escritor inglés.