Our social:

jueves, febrero 03, 2011

Intensas lluvias azotan a varios países de África: suman 123 personas fallecidas

123 personas han muerto y otras miles se han visto afectadas por fuertes y persistentes lluvias que se han producido en África del Sur en las últimas semanas, indicó la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) en un informe publicado hoy.
 
Según el texto, en Sudáfrica han muerto más de 91 personas alcanzadas por rayos o en tormentas e inundaciones, mientras que más de 13.000 casas han resultado dañadas, así como numerosas carreteras, puentes, colegios y clínicas.

La OCHA estima que la reparación de los daños costará unos 240 millones de dólares y se espera que en la próxima semana sigan produciéndose fuertes precipitaciones en el noroeste del país.

En Mozambique, según el informe, las inundaciones en la provincia de Gaza, en el sur del país, han afectado a más de 30.000 personas y a cerca de 18.500 hectáreas de campos de cultivo en las regiones de Maputo, Gaza e Inhambane.

Además, la OCHA informa de que las lluvias están causando un incremento en los casos de cólera por todo el país y que desde el pasado 26 de enero se han registrado dos muertes por la enfermedad y casi 550 personas la han contraído.

Lesoto, un pequeño país rodeado completamente por el territorio de Sudáfrica, ha sufrido también de las intensas lluvias, que han causado la muerte de unas 30 personas y de 4.000 cabezas de ganado, mientras que 30 casas se han derrumbado y el 50 por ciento de las carreteras han quedado completamente destruidas.

La OCHA estima que, por no poder acceder a los centros educativos y de salud, el Programa Mundial de Alimentos de la ONU (PAM) no puede asistir a casi 14.000 estudiantes en más de 100 colegios ni a más de 1.100 pacientes de 4 clínicas.

Así mismo, más del 60 por ciento de los campos de cultivo y 40 por ciento de las huertas han quedado completamente destruidas por fuertes lluvias y por el granizo.

En la isla de Madagascar, más de 2.200 personas se han visto desplazadas por inundaciones, especialmente en Mahanjanga, en el noroeste del país, donde 770 casas resultaron anegadas.

Malaui también ha sufrido los efectos de las tormentas, donde casi 4.300 casas en 22 distritos y 669 hectáreas de cultivo han sufrido daños como consecuencia de los fuertes vientos que acompañan a las lluvias.

En Angola, prosigue el informe de la OCHA, más de 400 familias se han visto desplazadas tras las fuertes precipitaciones en Luakano, en la frontera con la República Democrática del Congo, y en Ganda, en el oeste del país.

En Botsuana, en el sureste y este del país, las inundaciones afectaron a 63 familias, mientras que en Zimbabue, el río Gweru ya se ha desbordado y varios otros, como el Save o el Musengezi están cerca de hacerlo.

La OCHA, prevé para la próxima semana que las fuertes lluvias continúen en el norte de Mozambique y en parte de Angola, y del 8 al 15 de febrero en la costa de Madagascar, Malaui, el sur de Tanzania, este de Zambia y suroeste de Angola.