Our social:

lunes, enero 24, 2011

Energía misteriosa del Sol afecta a partículas de materia aquí en la Tierra


Recientes descubrimientos han confirmado que, de forma inexplicada, la radioactividad de algunos elementos en laboratorios está siendo influenciada por actividad proveniente del interior del Sol. Además, al parecer el inesperado efecto está siendo provocado por una partícula hasta ahora desconocida.

Desde finales de 2008, el Sol se reveló que el Sol envió una corriente de partículas y radiación a la Tierra. El ingeniero Jere Jenkins, notó que el ritmo de desintegración del núcleo del manganesio-54, un isótopo de corta vida, disminuyó un poco durante la tormenta de plasma del Sol, una disminución que inició un día antes de la tormenta solar (esta relación entre las llamaradas del sol y el ritmo de desintegración radioactiva podría ayudar a predecir tormentas solares e impedir daños a sistemas eléctricos).

La primera impresión de los científicos de las Universidades de Stanford y de Purdue que analizaron este fenómeno fue que debía de tratarse de neutrinos solares,
partículas casi sin ninguna masa, con carga eléctrica y que viajan a casi la velocidad de la luz sin interactuar prácticamente con la materia.

La teoría de los neutrinos fue apuntalada por el hecho de que la alteración en el ritmo de radioactividad está en sincronía con la órbita elíptica de la Tierra, lo que sugiere que esto sucede cuando, al estar más cerca el Sol, existe una mayor cantidad de neutrinos haciendo contacto con nuestro planeta.
 
“Todo apunta a que el Sol se está comunicando con los isótopos radioactivos en la Tierra”, dice el profesor Ephraim Fischbach. Pero nadie sabe cómo los neutrinos podrían interactuar con materia radioactiva para cambiar sus ritmos de desintegración. “No tiene sentido bajo ideas convencionales. Estamos sugiriendo que
algo que realmente no interactúa con nada está cambiando algo que no puede ser cambiado”.

Esta interacción invisible entre el núcleo del Sol y los núcleos de las partículas en la Tierra es que las partículas están en estado de entrelazamiento cuántico, y que de esta forma respondan a los cambios que suceden a distancia. Es decir: TODO está entrelazado o unido, y lo que sucede en el interior del Sol afecta, a nivel subatómico, a los átomos en la Tierra. Le llaman ENTANGLEMENT a esta característica. O, "como es arriba es abajo, como es adentro, es afuera".


De cualquier forma este descubrimiento muestra que una energía desconocida que se genera al interior del Sol es capaz de transformar la materia en la Tierra, como a través de un puente alquímico interplanetario. Y esto está sucediendo, por lo menos, desde 2008. Lo que nos hace preguntarnos ¿es posible que el Sol propicie una mutación a nivel elemental que pueda tener un efecto tangible sobre los seres vivos, tal vez generando hasta una mutación genetica colectiva? Y, ¿qué sucederá con el máximo solar que empieza el año que entra, según la NASA, y que culmina en el 2013 con esperadas poderosas tormentas?


"Y vi un nuevo cielo y una nueva tierra"
Apocalipsis 21:1