Our social:

miércoles, enero 12, 2011

Aparecen peces muertos en playa de costa norte de Colombia


Peces muertos en el Caribe

Las playas desde Ciénaga hasta el Rodadero, en la costa norte de Colombia, amanecieron con decenas de pescados muertos. Eran lisas y chivos, de 10 a 15 centímetros de largo, que yacían entre conchas, piedras y mugre, para sorpresa de los caminantes y bañistas. “Desde hace varias semanas están apareciendo”, decía un vendedor playero. Pero es que hoy sábado (8 de enero) las alarmas se prendieron y los ciudadanos preocupados llamaron a la Policía Ambiental y al Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras, Invemar.
Todos tejen sus hipótesis: unos le echan la culpa al carbón, cuyos barcos están justo al frente y los embarcaderos cerca de las playas turísticas; otros dicen que es por la cantidad de agua dulce proveniente del continente que ha llegado hasta el mar; la hipótesis más sofisticada dice que es por culpa de la marea roja, un fenómeno que se produce por la abundante proliferación de algas diminutas y genera elevadas concentraciones de toxinas.

Una brigada del Invemar se desplazó por diferentes puntos de las playas de Santa Marta tomando muestras de agua y algunos pescados que llevaron a sus laboratorios. Los resultados preliminares indicaron que el nivel de salinidad del mar en esos puntos está supremamente bajo: entre 9.1 y 9.2 gramos por litro de agua, cuando lo normal para el agua marina es entre 33 y 36. También encontraron que el Ph estaba por fuera de los limites normales, pero el nivel de oxigeno era normal.

Los biólogos del Invemar descartan la posibilidad que esta mortandad se deba al carbón, e insistieron en que hasta no tener los análisis de laboratorio es difícil conjeturar las causas. Sin embargo, el director, capitán Francisco Arias hizo énfasis en que no es una situación normal.

Explicó al periódico El Espectador que el hecho de que los pescados muertos sean solamente de dos especies descartaría la mortandad por pesticidas o por parásitos. Lo que sí es una realidad es que los ríos están bajando con cargas importantes de agua dulce y si a eso se le suma la situación del Canal del Dique, está llegando demasiada agua hacia la Ciénaga, agua que tiene que evacuar y finalmente es empujada hacia el mar Caribe, con todo su contenido, incluso sus peces, que al encontrarse por fuera de la Ciénaga, tienen un choque de salinidad y de temperatura. Finalmente, dice Arias, “las mareas nos los ponen en la playa”.



Temas relacionados:


Miles de peces aparecen muertos en Chicago, Estados Unidos